domingo, 29 de marzo de 2015

La mayor eficacia de las intervenciones es durante los 6 primeros años de vida

 'En psiquiatría infantil hay que prevenir, porque curar es difícil'.
María Jesús Mardomingo, psiquiatra infantil

Desde el útero hasta los primeros 4 años de vida el cerebro se desarrolla a contrarreloj y se asientan los mecanismos más importantes para enfrentar la vida. En este breve tiempo, por ejemplo, se desarrolla la regulación de la respuesta al estrés y la base de las emociones. La pronta detección de cualquier trastorno es vital para mejorar las intervenciones y la vida futura de los niños. Cada año, cada mes que pasa sin actuar hace que ese cerebro madure de una forma que complica las actuaciones terapéuticas o educativas futuras.

“En los Estados Unidos, el 17% de los niños presenta discapacidades en el desarrollo o la conducta tales como: autismo, discapacidad intelectual o trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Adicionalmente, muchos niños presentan retraso en el lenguaje y otras áreas”. 

El suicidio, que puede ser el resultado de la interacción de los trastornos mentales con otros factores, fue la segunda causa principal de muerte entre los adolescentes de 12 a 17 años en 2010.

La fuente de estos datos es el CDC, "Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades". USA

Y según la OMS (Organización Mundial de la Salud)  por cada suicidio cometido hay muchos más intentos de suicidio y estiman que por cada adulto que se suicidó, posiblemente más de otros 20 intentaron suicidarse.

Saber observar es fundamental para los padres, los profesores y todas las personas que se dedican a la infancia. La manera en que el niño o el bebé juega, aprende, habla y actúa nos da muchas pistas  sobre cómo se está desarrollando. Su conducta nos permite ver en cierta manera el desarrollo de su psiquismo y la capacidad de adaptación a los distintos ambientes: casa, escuela y otros contextos.

Los indicadores del desarrollo que utilizan los profesionales son las cosas que la mayoría de los niños suelen hacer a una edad determinada. Así que os pongo el enlace a unas escalas del desarrollo breves y sencillas para que los padres vean fácilmente si tienen que acudir a su pediatra. Son del CDC americano:

No hay comentarios: